"El arte como
experiencia creativa"

Fabiana Imola

Técnica: por definir.
Dimensiones: Variables.
Año: 2013.

Estudio en la escuela de Bellas Artes de Rosario, ha sido becada para participar del Programa de talleres para las artes visuales Rojas UBA/ Kuitca, 2003/2005.

Sus obras han sido expuestas en numerosas oportunidades en diferentes lugares del país y de Berlín. Ha recibido varias menciones y premios. Desde el año 2000 hasta hoy, coordina talleres de arte y salud mental, en la colonia de oliveros.

A partir de experiencia vivida en La Boquilla Puerto Contemporáneo, con los talleres que hemos realizado con los niños, a través de la experimentación con sombras de vegetales, plantas y caracolas. He quedado muy fascinada con la belleza y la exuberancia de la riqueza natural y vegetal del lugar, en todos los sentidos, geográfico y cultural.

En esta instancia de residencia me interesa, poder trabajar en la obra, ver como se adecua al nuevo espacio físico, a la naturaleza del lugar, en esta unión de geografías extremas. Desconectarme de lo cotidiano, me permite pensar la obra desde otro lugar, desde un lugar mucho más experimental e interactivo.

A lo largo de estos años mi producción ha tenido como punto de partida la posibilidad de representar a través de la imagen, la ficción y poéticas de lo orgánico. Proponer una relectura de las formas orgánicas -inspiradas en proyecciones de sombras- con metodologías industriales, transitando el dibujo, la tecnología digital y la intervención arquitectónica, han sido mis recursos materiales y conceptuales preferidos a la hora de concretar mis proyectos. Además, del trabajo como artista, coordinando talleres de arte en un psiquiátrico, desde hace ya 15 años a partir de este taller es que trabajo en torno a la inserción social en el campo del arte y la salud mental. A partir de las reconstrucciones de Jean Dubuffet, y sus conceptualizaciones sobre el “art brut”, de resaltar los valores salvajes que tiene la obra, y paralelamente porque el art brut tiene especial cuidado en recuperar las producciones de gente que está fuera del circuito, o que se encuentra haciendo arte sin haber tenido conciencia, como cuando Aníbal paciente del psiquiátrico dibujaba y distribuía su arte por las oficinas del hospital. Un enfermo sin conciencia de su ser artista o un artista sin conciencia de enfermedad, no obstante, sus obras son valoradas y reconocidas por los circuitos del arte, los centros culturales, las galerías, y aquí nuevamente aparece con fuerza que para Aníbal la cura debe ser la del arte y no la tutelar médica. No entiendo el arte como cura y estoy en contra de todas las labor-terapias, pero sí entiendo lo artesanal como una estrategia de re-singularización frente a la masificación manicomial. En torno a este trabajo es que también me interesa poder trabajar con personas puedan estar realizando producciones artísticas marginalmente sin saber lo que hacen y incluirlos en un circuito de art brut.

Fabiana Imola, El arte como experiencia creativa, La Boquilla, Residencia artística, La Boquilla Cartagena Fabiana Imola, El arte como experiencia creativa, La Boquilla, Residencia artística, La Boquilla Cartagena Fabiana Imola, El arte como experiencia creativa, La Boquilla, Residencia artística, La Boquilla Cartagena