Me importa el trasegar
Todo lo que hacemos desde el encierro es quebradizo1
Diana María Restrepo

Instalación Sonora interactiva2020

Gavetero intervenido con 5 piezas sonoras instaladas en 5 cajones
Cajón 1: el afuera, 9:22 min
Cajón 2: Variaciones para una puerta, dos ventanas y una cisterna, 2:34 min
Cajón 3: Susi la siete oficios, 8:07 min
Cajón 4: “Donde mis pies se aferran a la tierra”, 4:43 min
Cajón 5: el transmi, 11:50 min

Mezclas y finalizaciones y afines: Ezequiel Pinedo León

Me importa el trasegar




En este proyecto indago sobre identidades sonoras de múltiples jerarquías impuestas por las líneas divisorias de los fragmentos que conforman la ciudad de Bogotá. Me interesa conocer las jerarquías que impone esta división. Me interesa la presencia del cuerpo y de lo subjetivo: la de mi propia voz, testigo/visitante de esos entornos sonoros; la de otras voces que producen narrativas sobre su relación con la ciudad.

Durante el laboratorio realizo una matriz compuesta por grabaciones de la ciudad. Del afuera, paisajes sonoros de seis barrios y tres recorridos en el sistema de transporte público Transmilenio. Del adentro, la pregunta: Qué significa casa a los habitantes de una vivienda en cada barrio y el testimonio de mi madre, contenedora de una memoria sonora de la ciudad, cápsula de tiempo de los sonidos de ciertos oficios.

La voz errante se convierte en un elemento que amplifica la biografía de la ciudad. Lo narrativo se vuelve entonces resonante y no lineal.

Las preguntas que me planteo al inicio del laboratorio son: ¿Cómo delimitar el material de campo para la creación de la pieza final?, ¿cómo integrar los distintos elementos de cada paisaje sonoro, además de los sonidos del adentro, el afuera y la voz?. Y aparece el gavetero como un objeto que da cuenta de lo doméstico y lo íntimo. Los cajones se convierten en contenedores de mis historias de ciudad y actúan como un cadáver exquisito al que el oyente trae a la vida. El montaje de las grabaciones de campo, en una composición de contrastes: una narrativa no discursiva viene de los paisajes sonoros y va a resonar con las narrativas discursivas de los personajes. Lo limitado en mi pieza es el barrio y lo expandido son los Testimonios.

El resultado, 5 piezas instaladas en 5 cajones de un gavetero. Las piezas, siguiendo la metáfora de la ciudad, dan cuenta de narrativas y estilos diversos. Son independientes pero también pueden dialogar entre sí aunque no en un sentido lineal ya que su duración varía. La pieza general la compone el oyente al decidir qué cajones abrir o cuáles cerrar.


1 Inspirado en una cita de Pablo Montoya

Donde mis pies se aferran a la tierra




El afuera




El transmi




Susi la siete oficios




Variaciones para una puerta, dos ventanas y una cisterna







Residencias 2020